Día Mundial de la Inclusión Social y la Cero Discriminación: Por una sociedad más fuerte y cohesionada

La fecha coincide con el Día Internacional de la Cero Discriminación, instancia establecida en el año 2013 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. 

La economía creativa consiste en una forma de transformar la creatividad en resultados concretos, por ejemplo, generando actividad económica y contribuyendo en el empleo. Además, propone pensar sobre las relaciones en comunidad, promoviendo la diversidad cultural y el desarrollo humano. Uno de los pilares fundamentales de la Economía Creativa es la inclusión, un punto a favor debido a que la creatividad surge de equipos diversos y multidisciplinarios. De esta manera, el fomento de la industria creativa permite ampliar su alcance a través de la integración y la reconstrucción del tejido social.

En Chile, el Día de la Inclusión Social y la Cero Discriminación se celebra con el propósito de promover la igualdad y el respeto hacia la diversidad. Bajo este contexto, se destacan los esfuerzos para construir una sociedad más inclusiva, donde cada individuo, independiente de su origen, edad, idioma, género, orientación, estado de salud o capacidades, sea valorado y respetado de la misma manera. 

La promoción de la inclusión y la no discriminación no es solo un deber moral, sino también un camino hacia una sociedad más fuerte y cohesionada que destaca la diversidad cultural de nuestro país. De esta manera, reconocemos y valoramos la riqueza que aporta cada individuo a la construcción de este camino lleno de matices. 

Hoy, como Cámara de Empresas Creativas de Chile, tenemos la oportunidad de reflexionar sobre la importancia de erradicar la discriminación y trabajar juntos hacia un ambiente que fomente la equidad y la comprensión mutua, haciendo eco hacia uno de nuestros ejes fundamentales, el Capital Humano, que se conecta con el tema inicial y uno de los pilares más importantes de la Economía Creativa, la inclusión. 

“Abordar la inclusión y la no discriminación en el entorno laboral es esencial para crear un ambiente donde cada colaborador se sienta valorado, respetado y capaz de contribuir plenamente a los objetivos de la empresa. Al reconocer y celebrar la diversidad de experiencias, habilidades y perspectivas, las empresas pueden cultivar equipos más creativos, innovadores y efectivos”, manifiesta Carolina Pinheiro, CEO de Inbrax, agencia socia de Empresas Creativas y además, creadora de Belong, un laboratorio de Conscious Research enfocado en estos mismos temas. 

“La inclusión también es clave para mejorar la representación de la clientela y fortalecer la reputación de la empresa como un empleador comprometido con la equidad y la justicia. Para maximizar el potencial de cada colaborador, las empresas pueden implementar prácticas de contratación equitativas, políticas y programas de inclusión, así como promover un liderazgo que fomente un ambiente de trabajo inclusivo donde todos puedan prosperar y contribuir al éxito organizacional”, aseguró. 

Desde cada uno de nuestros rincones tenemos que ser capaces de promover la inclusión y trabajar hacia un futuro donde cada persona tenga la oportunidad de alcanzar su máximo potencial, sin importar sus diferencias, para de esta manera fomentar un ambiente donde lo distinto sea celebrado y valorado. 

La importancia del lenguaje y la comunicación en la sociedad 

El ser valorado y respetado en una sociedad como la nuestra se puede ver desde diversas aristas y una de ella es la manera en la que nos referimos al otro, o cómo nos comunicamos con el resto y ahí, la industria creativa cumple un rol fundamental a la hora de querer derribar ciertos estereotipos que se han impuesto, muchas veces, sin darnos cuenta. 

Es por esto que Fundación Hogar de Cristo, institución que busca construir un Chile basado en la dignidad, trabajando por las personas en situación de máxima pobreza, desde niños vulnerados hasta adultos mayores abandonados, lanzaron el glosario “Yo no soy tu abuelita: un glosario para comunicar sin discriminar”, y lo que hace este glosario es ser un aporte para todos quienes deben trabajar en la noble tarea de comunicar, como por ejemplo, periodistas, publicistas, creativos, formadores de opinión, sobre cómo nos debemos referir a las distintas personas. Por ejemplo, el término “abuelita”, no debería ser utilizado con otra persona que no sea nuestra propia abuelita o abuelito, ya que de esta manera estamos discriminando a una persona por su edad. Lo correcto sería persona mayor o adulto. 

Lo mismo pasa con palabras como vago, mendigo o pordiosero, cuando deberíamos hablar de “persona en situación de calle” y así muchas otras más que pueden encontrar en este documento escrito por la periodista Ximena Torres Cautivo. 

Claudia Gómez, directora de comunicaciones corporativas en la Fundación Hogar de Cristo, nos cuenta que “cualquier persona que recibe un trato que no corresponde se siente menospreciada, no reconocida. Las personas que viven en una situación de pobreza o vulnerabilidad sienten lo mismo. Si además en la publicidad se refuerza ese trato se va instalando en la sociedad que ellos son una especie de ciudadanos de segunda categoría. Vas generando y reforzando estereotipos que discriminan”.

“La importancia radica en ir disminuyendo las barreras que impiden a un grupo determinado ser incluido en la sociedad. Es importante que la publicidad no refuerce los prejuicios sobre determinadas personas y para ello el lenguaje es una muy buena herramienta de inclusión. Por ejemplo, llamar ‘abuelitos’ a las personas mayores es equivalente a una mujer decirle mamita, los infantilizamos, disminuimos y reforzamos estereotipos que impiden la inclusión. La invitación es a ser conscientes y cuidadosos con las palabras que elegimos para evitar discriminación y promover la inclusión”, aseguró. 

Por nuestra parte, seguiremos fomentando la ética, la confianza y las buenas prácticas a través de la comunicación y de distintos manuales y sellos de certificación que ayudarán a mejorar el comportamiento, la credibilidad y la inclusión dentro de la industria creativa.